Historia


Los antecedentes de este pueblo se remontan a una merced de tierra hecha el 31 de Diciembre de 1573 a Blas de Rosales, Diego de Cáceres y Jerónimo Vallejo.

Sucesivos repartos de tierras entre los descendientes de estos receptores de la merced original, depositaron estas tierras en manos de María de Escobedo, casada con Pedro de Porres y Portugal, de los que nacieron dos hijas Petronila de Vargas y Catalina de Porres y Portugal.

Petronila se casó con José de Pucheta un hombre proveniente de Asunción del Paraguay que tomó en dote tierras al lado del Río segundo en 1650 y el 26 de Noviembre de 1686 compró a su cuñada y al esposo de esta las tierras en donde hoy se encuentra Villa Santa Rosa .

En estas tierras se construyó una capilla en honor a Santa Rosa de Lima que encontramos mencionada por primera vez en 1721 en la primera acta de bautismo que da referencia exacta de dicha capilla.

Siendo una de las últimas estancias del norte de Córdoba pronto se erigió el fuerte de Santa Rosa mencionado en la declaración de tropas de frontera por primera vez en 1739.

En este momento junto con la estancia de Villamonte son los dos puntos más importantes de reunión de tropas y y paso de los viajeros en lo que hoy es el departamento Río Primero.

El siglo XIX consolidaría la posición de Santa Rosa con la creación en el año 1800 de la parroquia de Santa Rosa de Lima a cargo del presbítero López Crespo.

El crecimiento de Santa Rosa lleva en 1855 al gobernador Alejo Carmen Guzmán a declararla Villa, dándole un plano y marcando la organización de lo que ya era según el decreto un antiguo pueblo. Este plano ubicaba una nueva plaza central por lo que el casco histórico es dejado de lado poco a poco y consolidado con el traslado del templo parroquial en 1865 frente a la actual Plaza San Martín.

En 1867 se crea la Comisión Municipal que daría paso a un ejecutivo compuesto por un intendente.

En 1897 con el intendente Moisés Quinteros se construye el edificio municipal frente a Plaza San Martín marcando definitivamente el fin del casco histórico de la villa como centro de la localidad.

Por Profesor Enzo Toneatti